?

Log in

No account? Create an account
 
 
08 August 2011 @ 09:21 pm
¿Una amistad puede ser para siempre?  
¿Una amisstad puede durar para siempre?


El semestre de la facultad había tocado su fin. Después de tanto esfuerzo tenía mi bien merecido descanso. Entré en mi cuarto y tiré la maleta con furor. Sobre mi escritorio se encontraban los papeles de inscripción para el siguiente curso escolar. Llevaba varias semanas planteándome este instante, las dudas me llenaban y debía tomar mi decisión.
Tenía dos opciones, defraudar a mi padre o seguir su consejo, así que decidí la segunda de estas. Rellené el formulario con letra clara y legible. Esa decisión me pesaba pero era la más acertada.
El ruido chirriante de la puerta me sacó de mis pensamientos y oí dos voces masculinas. Estaba sola en la casa y recordaba a la perfección que la puerta había sido cerrada con llave. Abrí el cajón del escritorio y cogí mi glock, guardándola con cuidado en el bolsillo trasero de mi pantalón. Salí despacio hacía el pasillo y espere la ocasión para asaltarlos. Dos hombre se encontraban en la sala de estar, uno de ellos se acomodo en el sofá. Mientras el otro anduvo con nerviosismo por la sala. Espere agazapada hasta que este hubo pasado por mi lado y de un rápido movimiento logré inmovilizarlo y abatirlo. Cuándo estuve sobre él, saqué mi pistola y apunte al otro sujeto.
En ese momento un cúmulo de imágenes se agolparon en mi cabeza y recordé aquel rostro. Miré al muchacho que estaba sentado y también lo reconocí. Entonces con tono de asombro pude decir:

-¿ Dean?
-¿Janett?
- Lo siento, deja que te ayude.

Bajé mi arma, me levanté y le ofrecí mi mano a Dean ayudándole así a levantarse. Hacía al menos seis años desde la última vez que les vi, pero no habían cambiado.

- ¿No sabéis llamar a la puerta?.- dije sonriendo-.
- Vamos, es más divertido entrar a hurtadillas y que una chica caiga sobre ti.- dice Dean mientras se acerca a mí y me da un caluroso abrazo-.
- Lo siento, jamás hubiera imaginado que fuerais vosotros-.
- ¿Que tal si nos lo compensas con unas cervezas?
- Marchando.
Me acerqué al frigorífico y cogí unas cervezas. Nos sentamos en el estropeado sofá de la sala de estar. Tenía tanto que contarles y aún más que preguntarles que no sabía por donde empezar. Aunque Sam empezó por mí.
- ¿De qué nos conoces exactamente?.- dijo con cara de curiosidad-.
- No lo sé, quizás sea de que nuestros padres cazaban juntos y me dejaban al cuidado de Dean. Y que en aquellos tiempos, vosotros eráis mi familia.
- Vamos Sam seguro que te acuerdas, siempre andabais tramando cosas juntos. Janett no se lo reproches, esta algo...estresado, esa es la palabra.- Dean intentaba suavizar las cosas-.
No podía creer que no recordara nada, quizás debería ir a un médico porque tantos años no se olvidan de golpe. Estaba frustada, así que cogí mi colgante y empecé a darle vueltas; como hacía cada vez que algo me agobiaba. Entonces lo vi, vi esa mirada pérdida en Sam. Como cuándo intentas recordar algo, que sabes que esta ahí pero no lo logras encontrar. Entonces acercó mi mano hacía mí y cogió mi colgante entre sus dedos. Tán solo pronunció dos palabras...
- Forever,Sam.

 
 
Estoy en : Kansas
Hoy me siento: artisticartistic
En la radio del Impala suena: Whatcha gonna do